What is micro stutter and how do I fix it?

Have you ever noticed unexpected choppiness in a game where frame rates and performance otherwise seem fine? This can manifest in many ways, and benchmarks don’t always tell the whole story (which is why we include a 99 percentile minimum fps). You can be playing a game with a hard 60fps frame rate cap, but still, you’ll be plagued by short, irregular frame dips—often referred to as micro stutter.

There are multiple potential causes for micro stutter, with possible solutions that may or may not work. But let’s start by first explaining what micro stutter is.

Importantly, micro stutter isn’t the same as the stutter associated with low frame rates, or in some cases massive dips in performance while a game loads new assets. (Kingdom Come: Deliverance had severe stuttering at launch, mostly due to loading new textures and models for a complex environment.) Micro stutter is more subtle and often harder to measure objectively—the best tools like Nvidia’s FCAT involve color tagging of each frame received by a high-end capture card.

Blur Busters can be useful to see micro stuttering in action. If you swap between the ‘smooth’ and ‘micro stutter’ options, it’s immediately obvious which one is better—and if you have a monitor with a high refresh rate, the test supports that as well. Micro stutter most often occurs when the rate of new frames doesn’t quite match up to your monitor’s refresh rate and vsync is enabled.

Other causes of micro stutter

There are other potential causes of micro stutter, like drivers and/or multiple GPUs. SLI and CrossFire are pretty much dead these days, so I’m going to focus on the most common culprit: vsync and frame rate caps.

Back in 2013, AMD discovered some driver optimizations that could help reduce microstutter. (Image credit: AMD)

Con un monitor de 60 Hz, la pantalla se actualiza cada 1/60 de segundo, y un nuevo cuadro está disponible a tiempo o no. Si no es así, la pantalla muestra el mismo cuadro que la actualización anterior, lo que le otorga 30 fps, y si hay un nuevo cuadro listo, obtendrá 60 fps. El micro tartamudeo ocurre cuando la velocidad de cuadros fluctúa lo suficiente como para que puedas promediar 60 fps, pero algunos cuadros llegan un poco antes y otros llegan un poco tarde. El ritmo del cuadro está un poco apagado.

See also  Should you buy or build a gaming PC?

Esa es una razón para preferir límites de velocidad de fotogramas mucho más altos. Si un motor establece un límite estricto de 60 fps, intenta tener un nuevo cuadro listo para cada actualización de pantalla de 60 Hz y, a menudo, otras partes del motor se ‘ralentizan’ para que los cuadros no terminen demasiado pronto, la física y el código de red no. no se estropee, etc. Sin embargo, si hay un pequeño inconveniente en el motor (es necesario cargar una nueva textura, o un nuevo modelo, o tal vez simplemente alguna otra tarea en segundo plano), puede terminar con un cuadro que llega 0.001 segundos demasiado tarde. Vaya, hay algo de tartamudeo.

Dependiendo del juego, esto puede ocurrir con frecuencia, y algunas personas terminan prefiriendo 30 fps constantes en lugar de apuntar a 60 fps y obtener un micro tartamudeo. Ninguno de los dos es deseable, especialmente en una PC rápida.

¿Cómo se soluciona el micro tartamudeo?

(Crédito de la imagen: Ubisoft)

Una forma de combatir el micro tartamudeo es deshabilitar vsync, pero eso tiene sus propios inconvenientes. Ahora, cuando un cuadro esté listo desde el motor, aparecerá en su pantalla. El problema ahora es que esto puede provocar un desgarro , donde el siguiente cuadro llega en medio de una actualización de pantalla. Si hay mucho movimiento y acción, obtiene una línea clara en la pantalla, y si el juego se ejecuta a 60 fps en una pantalla de 60 Hz, el desgarro puede permanecer aproximadamente en la misma ubicación en la pantalla durante mucho tiempo.

No hay mucho que pueda hacer con los juegos que incluyen un límite de velocidad de fotogramas, especialmente si ese límite está vinculado a la física, la IA, el código de red u otros elementos; por lo general, esa no es la forma “correcta” de codificar un motor de juego, pero eso es un tema diferente Puede intentar reducir la configuración de calidad, con la esperanza de ver fotogramas caídos y tartamudeos menos frecuentes, pero incluso eso no siempre funciona. La solución más costosa es arrojar hardware al problema.

See also  La tostadora Revolution InstaGLO R180 es inteligente, pero cara

Así que aquí está la solución fácil para el micro tartamudeo: un monitor de actualización variable.

Frecuencias de actualización variables

(Crédito de la imagen: Nvidia)

Nvidia y AMD reconocen el problema con el micro tartamudeo, y la solución es tener un hardware que pueda sincronizar la frecuencia de actualización de la pantalla con la salida del juego y no al revés.

Las tecnologías G-Sync de Nvidia y FreeSync de AMD abordan las cosas de manera similar. Cuando la GPU termina un cuadro, en lugar de esperar a que llegue la próxima actualización de la pantalla, la GPU envía el nuevo cuadro y envía una señal al monitor diciendo, básicamente, “actualizar ahora”. Las mejores pantallas de este tipo tienen una amplia gama de frecuencias de actualización, de 40 a 144 Hz, lo que prácticamente elimina el micro tartamudeo. Puede haber variaciones en la velocidad de fotogramas, pero ejecutar entre 40 y 80 fps sin cortes ni tartamudeos es mucho menos perceptible que los saltos discretos entre 60 y 30 fps.

Si no desea reducir la configuración, deshabilitar vsync o comprar una pantalla G-Sync o FreeSync, todavía hay formas de intentar reducir el micro tartamudeo. La actualización a los controladores de gráficos más recientes puede ayudar (o, en algunos casos, puede intentar retroceder a los controladores más antiguos), aunque esto suele ser juego por juego. Pero AMD y Nvidia han estado ajustando los controladores durante años y, por lo general, los controladores no son la causa principal.

Otra opción es cerrar cualquier tarea en segundo plano innecesaria, que incluye su navegador, Discord, FrameView y cualquier otra utilidad. Ejecute lo más limpio posible y vea si el problema persiste. Si no es así, puede comenzar a reintroducir tareas en segundo plano e intentar determinar al culpable.

See also  6 formas en que el análisis de Big Data puede reducir los costos

Limite sus velocidades de fotogramas

(Crédito de la imagen: Nvidia)

Una última opción es imponer un límite de velocidad de fotogramas. Si un juego no puede mantener 60 fps, intente ejecutarlo a 30 fps. O si tiene una pantalla de 144 Hz, apunte a la mitad o un tercio de su frecuencia de actualización. 

Algunos juegos tienen un límite de velocidad de fotogramas en la configuración; de lo contrario, puede usar el Panel de control de Nvidia para establecer una Velocidad máxima de fotogramas o la Configuración Radeon de AMD para hacer lo mismo. Idealmente, desea configurar el límite de velocidad de fotogramas ligeramente por encima de la frecuencia de actualización de su monitor (como 72 fps en una pantalla de 60 Hz) y luego habilitar vsync, pero si un juego tiene un límite incorporado en o por debajo de la frecuencia de actualización de su monitor, tendré que ir más abajo. Las opiniones sobre si 30 fps fluidos son mejores que 60 fps con micro tartamudeo varían, así que pruébalo.

En última instancia, no existe una única solución garantizada para todas las causas del micro tartamudeo. Parte de esto es específico de las decisiones de los desarrolladores de juegos (los límites de velocidad de fotogramas bajos arbitrarios son malos), ocasionalmente es causado por controladores y, a veces, es causado por la naturaleza multitarea de los sistemas operativos modernos y las fluctuaciones en los entornos del juego.

El hardware como G-Sync y FreeSync puede ser parte de la solución, y puede probar tarjetas gráficas y procesadores más rápidos, más memoria, etc., pero gastar dinero en el problema solo llega hasta cierto punto. En situaciones en las que se produce micro tartamudeo, lo anterior puede ayudarlo a localizar y, con suerte, solucionar el problema.

bullfight-doc
bullfight-doc