El estado de Hearthstone en 2022: Tantas cosas a la vez

El estado de los juegos de PC

El estado de Hearthstone en 2022: Tantas cosas a la vez

(Crédito de la imagen: reaparición)

Para dar comienzo a 2022, echamos un vistazo a los principales juegos, géneros y plataformas que hacen que los juegos de PC se encuentren para ver dónde se encuentran al comenzar un nuevo año. Este es el estado de Apex Legends en 2022.

“La transformación del juego a la plataforma continúa, y parece que los jugadores tendrán muchas opciones durante algún tiempo, pero no esperen que el viaje sea completamente tranquilo”.

Así es como terminó el Estado de Hearthstone del año pasado, y en retrospectiva, no sé si fue posible hacer una subestimación mayor. Los cambios en 2021 fueron más grandes que en 2020, y teniendo en cuenta que ese fue el año en el que agregaron toda una clase al juego… Hay mucho que cubrir aquí. 

It’s almost impossible to speak about Hearthstone as “a game” because it’s so many different things at once; an autobattler, a card game, a gacha game Pokémon “character battler”, a roguelike, and a representation of the failings of corporate oversight. The list goes on! I’m going to resist the urge to write a We Didn’t Start The Fire-esque list of everything you might have missed in 2021, but no matter what, there’s one place we have to start.

An important note

In June of 2021, the State of California sued Activision-Blizzard alleging the company’s work environment is discriminatory and rife with sexual harassment. The specifics are horrifying, there have been many stories corroborating the allegations, and additional details have come to light regarding CEO Bobby Kotick himself. While the stories may not be from everyone—and many employees at Blizzard have spoken up in support of their local teams and direct peers—the swirling maelstrom of negativity around the company cannot be ignored. And this story has defied the odds by staying in the public eye six months after the initial filing; for comparison, even the massive Blitzchung incident only lasted for a few months back in 2019. 

Anecdotally, the suit has been a catalyst for a larger discussion on worker’s rights, unionization, and cultural inclusion at studios. Unfortunately for the Hearthstone team, the news of the lawsuit broke during the hype cycle for United in Stormwind, and the Bobby Kotick expose was dropped during the same cycle four months later for Fractured in Alterac Valley. It’s hard for hype to build with that kind of counterprogramming (even though it is much deserved).

So, how is Hearthstone right now?

This is the year where Hearthstone truly felt like it matured into a platform, which means there’s more than one game to talk about. The word “Hearthstone” still evokes the collectible card game released in 2014, but for a huge chunk of the player base (Hi, Tim!), Hearthstone primarily means “the program I click to launch Battlegrounds”. For a moment it looked like Mercenaries was a completely new third option, but after the initial hype passed, it’s unclear that there’s an audience for the current implementation. 

Let’s dig into the details of each format—we don’t have official data indicating what people are playing, but we do have some info from the Firestone deck tracker developer showing games and hours played by mode.

Shadowstep

(Image credit: Blizzard)

Alright, let’s start with Standard!

Since we last spoke in January 2021, the Classic set left standard in one of the largest upheavals to the format… well, ever. It was replaced by the free Core set loaded with returning cards from older sets, brand new creations, and some core staples that bafflingly remained—I’m talking about you, Shadowstep—while other cards that seemed impossible to live without like Shield Block, Savage Roar, and my beloved Voidwalker, separated from Flame Imp in a cruel twist of fate. Still, getting rid of crusty seven-year-old cards and replacing them with new completely free ones was refreshing, while making the game cheaper to play. We take those. 

This year’s expansions were aware they were stepping in to fill the power vacuum left by Year of the Dragon, but instead of going for more splashy generation, the approach was instead to push efficiency. Starting with Forged in the Barrens, cards were more aggressively priced than we’ve seen in the past, with the set not including a single card over 8 mana. The Barrens meta was heavy on grindy value, but the groundwork was there for a future of hyper-efficient draw and fast kills from hand—and that future was called United in Stormwind. 

See also  Todos los consejos y trucos que podrías necesitar para tener éxito en 'Wordle'

Stormwind brought the return of Quests but with a new twist. Now they’re Questlines and they give intermediate bonuses on the way to the game-shattering final rewards. Prior Quest cycles didn’t have much power behind them outside of The Caverns Below, but this time around, they were some of the defining cards of the meta. And what was that meta about? Speed, combos, and games ending with “oh, I guess I’m dead.” The power of the game felt pushed to the brink and combo decks built around effects like Stealer of Souls were breaking every rule whether they included Quests or not. 

The contrast from Barrens’ plodding environment was jarring and players who preferred slower games suddenly found themselves without a home while other players found themselves loving the plentiful draw and effective win conditions in basically every class. (That was me. I’m “other players”.) I can’t remember a meta quite as polarizing as Stormwind and I’m not just talking about the matchups. The discourse around standard was emotionally charged, especially with the recurring debate around what qualifies as a “control deck” and if slower strategies would ever be good again, forgetting that mere weeks prior Control Priest was a dominant deck in Barrens and led to an unending wave of complaints (to go with the unending wave of Priest’s discovers).

Control means different things to everyone, but to summarize: games were too fast for some and reactive tools were not reliable enough to prevent dying to combo, but decks with a high density of reactive anti-minion spells were plenty effective and long games could still happen even if Stormwind cranked up the speed overall. Every balance patch was aimed at slowing things down and many of these were successful, especially when combined with the defensive and anti-spell tools in Fractured in Alterac Valley. Alterac’s release (along with some extensive post-launch nerfs) looked like it was going to bring us back to the promised land of slower games without combo kills and many were effusive in their praise of the variety found in the meta. 

Then people found out about Rogue. Whoops.

(Image credit: Blizzard)

El meta estándar actual está muy distorsionado en torno a la clase Pícaro y es difícil disfrutar de la gran leyenda con la gran densidad de los Gnolls Zarpa Salvaje de 0 maná, los turnos secuenciales de la Capa de las Sombras y el daño masivo de la mano. Aún así, Alterac fue muy divertido antes de que el meta se redujera y las soluciones no serán difíciles de encontrar aquí para el equipo de diseño; con suerte, no tenemos que esperar mucho más.

¿Qué pasa con los campos de batalla?

Existe una posibilidad muy real de que este sea el modo principal del juego. Battlegrounds sigue siendo increíblemente popular, domina la audiencia de Twitch y aún no ha encontrado una forma efectiva de ganar dinero, aunque la tubería cosmética para el modo (y todos los demás modos) ha aumentado claramente. La tienda está repleta de aspectos de héroes hasta el punto del exceso. Bueno, sería excesivo si Pet Shop Bigglesworth no fuera tan lindo.

Pero si hablamos de crecimiento y desarrollo, Battlegrounds ha evolucionado este año con una revisión masiva, pensada como un equivalente funcional a una rotación estándar. Durante la última actualización, 70 minions cambiaron y se introdujeron mecánicas completamente nuevas. También se han implementado nuevos sistemas, incluido un límite de 15 daños hasta que muera alguien en el lobby, un brillante sistema de armadura variable que permite que los héroes se ajusten dinámicamente en función de su rendimiento actual y… Diablo. ¿Esperar lo?

Sí, lo creas o no, Diablo se unió a Battlegrounds. Al principio, era una broma. Los streamers de alto nivel comentaron que su implementación inicial fue de tan bajo consumo de energía que era como elegir entre 3 héroes. Después de un buff… ¡estaba bien! Y luego lo pulieron de nuevo y se desató el infierno . (Lo siento.) Diablo era tan poderoso y tan visible que su intrusión en Battlegrounds recordaba a Doom in the Tombs por norma, pero afortunadamente, se aprendió la lección de ese combate con el desequilibrio y Diablo se eliminó apenas un mes después de su presentación. No hizo muchos amigos mientras estuvo allí. 

Ver más

See also  Apple planea convertir iPhones en terminales de pago, denuncian reclamos

El equipo de Battlegrounds probó cosas nuevas y amplió los límites de la potencia al igual que el equipo construido, aunque es cierto que no parece que los recursos estuvieran presentes para reaccionar rápidamente a los valores atípicos del nivel de potencia que han aparecido este año. Se han contratado varios diseñadores, por lo que esto podría ser un cambio para que Blizzard cambie eso, y los recursos también se están asignando a los deportes electrónicos de Battlegrounds. ¡Finalmente! Las competencias oficiales de BG se llevarán a cabo en 2022 bajo el nombre de Battlegrounds: Lobby Legends y las invitaciones provendrán directamente de la clasificación de escalera. Tal vez también habrá eventos de Mercenarios en el futuro… oh sí, Mercenarios.

Images from Hearthstone's Mercenaries mode.

(Crédito de la imagen: ventisca)

¿Desaparecieron los mercenarios?

El viaje de los Mercenarios fue una montaña rusa. Puede recordar nuestro análisis de la transmisión de revelación desastrosa o nuestras impresiones de seguimiento mucho más positivas después del lanzamiento. Parecía una distracción divertida para muchos y una búsqueda competitiva vertiginosamente profunda para algunos. Pero lo que no vimos venir fue la estructura misma del juego luchando contra sus jugadores. Desbloquear y subir de nivel completamente a los personajes parecía que estaba destinado a ser un proceso lento cerrado detrás de tareas diarias aleatorias, pero los espacios de tareas aleatorias en los mapas de un jugador proporcionaron un camino alucinante hacia el final del juego. La elección era clara: pasar horas puliendo mapas de Air Elemental para nivelar el grupo o luchar para mantenerse al día. 

El meta competitivo que surgió para los jugadores que dedicaron tiempo fue bastante complejo y muchos de los primeros torneos mostraron la habilidad inherente a los campos de batalla. Pero nunca ha habido una mayor desconexión entre ver una compilación genial y poder jugarla tú mismo en términos de compromiso de tiempo (o dinero)… sin mencionar que puedes comenzar de nuevo con nuevos Mercs cada vez que se lanzan. Hubo un reconocimiento inicial de esto por parte del equipo de desarrollo, pero desde entonces, la comunicación oficial ha sido limitada y el interés aparentemente se ha evaporado. Vale la pena señalar que en Mercenaries Discord no oficial, el desarrollador principal Paul Nguyen se ha comprometido de manera rutinaria con los jugadores y ha compartido con franqueza información sobre lo que está por venir.  

Screenshot from Hearthstone's Mercenaries spinoff mode.

(Crédito de la imagen: ventisca)

La iteración llevará tiempo y hay esperanza en el horizonte, pero es difícil digerir la transición del modo de “lanzamiento explosivo y costoso” a “patrón de espera”. Personalmente, lo más frustrante es lo agradable que es PvP pero lo difícil que es llegar al punto de poder competir. Casi se siente como si la jugabilidad y la estructura fueran desarrolladas por diferentes equipos, y no está claro si la estructura estaba destinada a servir a la jugabilidad o si la jugabilidad se ajustó para servir a la estructura. 

También es difícil ignorar que Battlegrounds tuvo la etiqueta “beta” durante casi dos años a pesar de su sólida jugabilidad, mientras que Mercenaries se consideró completamente listo de inmediato. ¿Se basó en la confianza del equipo? ¿O se debió a la necesidad de que Mercs se vendiera de inmediato mientras que Battlegrounds necesitaba esperar a que los cosméticos llegaran a la tienda?

Hearthstone Duels

(Crédito de la imagen: ventisca)

¿Hay algo más que cubrir?

Oh si. Pero, para ser sincero, están pasando demasiadas cosas con Hearthstone como para contarte realmente todo en un solo artículo. Vamos a darle las pinceladas amplias.

  • Hearthstone Esports se está transformando . El año pasado, escribimos que el querido productor Abar había sido reasignado debido a que Hearthstone subcontrató la producción de sus competencias. Pero ha vuelto como el nuevo director de todo el programa y ya ha puesto en marcha algunos cambios, incluida la eliminación completa de Hearthstone Grandmasters para tener un camino más abierto hacia el campeonato mundial. Los deportes electrónicos bajo su supervisión ya han sido mucho más transparentes que en años anteriores. Es un cambio radical para un programa que necesita desesperadamente energía. ¡Ojalá funcione!
  • Duelos: Lanzamiento silencioso, pero construyendo vapor lentamente. No hay muchas noticias concretas para compartir, pero Duels como modo ha obtenido apoyo de base por varias razones: se eliminaron los muros de pago del modo en torno a los poderes de héroe y los tesoros exclusivos, los streamers como RegisKillbin comenzaron a jugar más el modo, y el juego es realmente divertido. ! Los datos de FireStone muestran que este es el tercer modo más popular del juego. A nosotros también nos sorprendió.
  • Salvaje: ¿Más allá del punto de no retorno? Si pensabas que este año había cartas fuertes en estándar, no creerías lo que pasó en salvaje. Stealer of Souls trajo la primera prohibición de cartas al formato y luego Stormwind partió las cosas por la mitad con Questlines teniendo un impacto inmediato. Demon Seed fue el destinatario de la siguiente prohibición, pero el formato sigue siendo extremadamente poderoso. Como ejemplo, Reno Jackson ahora se considera demasiado lento para ser viable. Si. Y eso sin tener en cuenta las preocupaciones de los jugadores de alto nivel sobre el aumento de “tramposos de animación” con Ignite Mage. No está claro qué tan extendido está el problema, pero lamentablemente sabemos que varios jugadores han alcanzado la leyenda de rango 1 con los programas de explotación. Es una locura verlo en acción.  

Ver más

  • Arena: Un futuro desconocido. Normalmente ni siquiera mencionaríamos Arena, que es un comentario sobre el modo en sí mismo… pero, lamentablemente, recibimos la mala noticia de que todos los microajustes de Arena fueron manejados por el científico de datos Tian Ding, quien desde entonces dejó la empresa. . Ojalá se encuentre una solución más temprano que tarde.
  • El equipo de la comunidad ha visto mejoras importantes. El año pasado incluyó la contratación de varios miembros notables de la comunidad de Hearthstone para el equipo de la comunidad, incluidos Alkali Layke y DeckTech, así como la promoción de personas titulares de Blizzard como Celso O’Donnell. El año pasado notamos que los desarrolladores estaban aumentando sus conexiones con los jugadores y esa tendencia definitivamente está aumentando de la mejor manera. Alkali específicamente ha logrado grandes avances en la educación comunitaria sobre la creación de contenido y la inclusión de creadores de contenido fuera de los principales transmisores establecidos que ya tenían las conexiones. ¡Ha sido un soplo de aire fresco! 
See also  Revisión de Epos H3Pro híbrido

United in Stormwind announcement cards

(Crédito de la imagen: ventisca)

¿Qué es lo siguiente?

Esta es la parte difícil. Llevamos dos años de Hearthstone transformándose a sí mismo a un ritmo vertiginoso. ¿Es incluso posible predecir lo que sigue? Bueno, en cierto modo, ya lo sabemos. El equipo ha hecho varios comentarios diciendo que este próximo año se centrará en la sostenibilidad. Por supuesto, seguirán sucediendo cosas geniales, pero en lugar de múltiples modos de juego nuevos en un período de 12 meses, es más probable que obtengamos actualizaciones de lo que ya tenemos. Estoy deseando que llegue y ya es hora de que el cliente reciba algo de amor. 

Para los nuevos conjuntos de cartas, es probable que este año regresen tres conjuntos desconectados ubicados en lugares completamente nuevos que Hearthstone puede aprovechar al máximo. Cada vez que el equipo hace un arco narrativo conectado, casi siempre es en entornos de WoW que tienen cierta familiaridad inherente incorporada, pero nos espera un poco de fantasía tonta de Hearthstone. ¡Y ha pasado un tiempo desde que tuvimos un set espeluznante también! Mi conjetura es que es hora de hacer finalmente a Undead un tipo tribal y darnos un conjunto basado en los Renegados. Sylvanas está atrasada para un regreso a lo construido. 

Ver más

Pero las características son lo que más me emociona, ya que el equipo ha aludido a todo tipo de opciones nuevas que están pensando en agregar al juego. Se ha hablado sobre el modo de torneo en el cliente, y aunque soy tan escéptico como parece que esto estará en el juego en el corto plazo, incluso una mención pasajera es suficiente para enviarme a fantasías con la opción de elegir y prohibir sin usar un sitio web de mierda. ¿Renovarán la pantalla de colección? ¿Podemos elegir qué misiones queremos según los modos que jugamos (o no jugamos)? ¿Es finalmente el momento de auto-squelch? 

Veremos qué viene después, pero con suerte podremos mirar hacia atrás en 2022 y decir que, en lugar de hacer más, Hearthstone lo hizo mejor. 

bullfight-doc
bullfight-doc