‘Death on the Nile’ sinks like a stone: Review

‘Death on the Nile’ sinks like a stone: Review

Death on the Nile docks on the wrong side of every nautical quip in the metaphoric movie review harbor. There’s no wind in this story’s sails. Its protagonist can’t scrape through the scum. Bow to stern, it sinks — dragged into the icy depths by strange editing, cumbersome dialogue, goofy CGI, and dangling details that just don’t fit.

Kenneth Branagh’s Murder on the Orient Express follow-up, which sees the director/star return as genius detective Hercule Poirot, seems like it should be fine at the very least. With more Agatha Christie to adapt, the star-studded whodunnit promises the same glamorous puzzling as Branagh’s first film, which I and plenty of others liked well enough. If Death on the Nile just followed the formula of Orient Express — hold 1930s travelers hostage, accuse them of murder, and let audiences watch the self-incriminating fun — the rest would follow, right? 

Las cosas no han sido tan simples. Aunque el misterio ambientado en Egipto terminó la filmación en 2019, numerosos escándalos sucedieron en el proyecto durante su posproducción en la era de la pandemia. Gal Gadot superó la incomodidad del video “Imagine” de 2020 solo para recibir una reacción violenta por una publicación en las redes sociales sobre Israel y Palestina. Letitia Wright fue acusada de defender la retórica contra las vacunas en el set de Black Panther 2. Armie Hammer enfrentó acusaciones de violación, agresión sexual y abuso que se hicieron infinitamente más memorables por el canibalismo en el centro de esa horrible saga

Kenneth Branagh in front of a pyramid for 'Death on the Nile'Crédito: Twentieth Century Fox Film Corporation

Many speculated the movie would be shelved or reshot in light of Hammer’s painfully public downfall. But when Death on the Nile began marketing ahead of its Feb. 11 opening with the actor in its trailer, it was clear he’d made the final cut. Still, knowing Hammer is in the movie doesn’t make his first appearance as romantic lead Simon Doyle any less unsettling. That discomfort doesn’t really stem from the bad PR directly, but instead from the artistic choices that seemingly follow from the bad PR.

See also  Construyendo una comunidad en línea

Frente a Jacqueline de Bellefort de Emma Mackey, una femme fatale imposiblemente grande dadas las circunstancias, Hammer llega a la pantalla durante una secuencia de baile muy larga y muy sexy que presenta a Simon y Jacqueline como amantes apasionados. El triángulo amoroso entre ellos y Linnet Ridgeway, una heredera estúpidamente aburrida interpretada por Gadot, es el principal viaje narrativo de Muerte en el Nilo . Cuando Simon deja a Jacqueline por Linnet, la mujer despreciada sigue a los recién casados ​​y a sus excéntricos invitados a la boda en un viaje por el Nilo donde les espera la tragedia. 

Es importante subrayar lo mucho que Jacqueline pensó que ella y Simon estaban enamorados al hacer que hicieran un número de baile humeante en la parte superior de la película. Pero en realidad al ver la escena, uno no puede evitar sentir que Branagh está avergonzado de mostrar al hombre supuestamente apuesto ganando el afecto de estas mujeres. 

Gal Gadot, Emma Mackey, and Armie Hammer in 'Death on the Nile' Crédito: Twentieth Century Fox Film Corporation

El escenario del club entusiasta de la década de 1930, meticulosamente representado con el baile antes mencionado como pieza central, es incongruente con la edición incómoda en torno a Hammer. Siempre que sea posible, la cámara permanece en Mackey más tiempo del que tiene sentido. La cara de Hammer rara vez se permite en el centro del cuadro. Con cada giro y paso, me convencí más de que Simon no estaría en la película por mucho tiempo. Pero cuando la siguiente escena lo proclamó como el nuevo Sr. Linnet Ridgeway, y le dio a Hammer mucho más diálogo, estaba más confundido que obligado.

See also  La opción de conducción autónoma de Tesla sigue siendo en su mayoría inutilizable, ahora cuesta $ 2,000 más

Este tango desequilibrado es el primero de muchos malos momentos que plagan Muerte en el Nilo . Es una película anclada por tantas malas decisiones artísticas como crisis publicitarias. Escena tras escena, estos momentos menos que estelares, solo algunos de los cuales involucran al elefante cancelado en la habitación, se vuelven más atroces y se acercan más. Que un actor problemático aparezca en algo que ya está elegido y filmado es una situación difícil, sin duda. Pero los problemas de marketing simplemente no pueden explicar el cofre del tesoro de la terrible realización cinematográfica que es el producto terminado.

Después del baile, hay más de dos minutos de exposición profundamente fragmentada a través de un monólogo del personaje que regresa Bouc, interpretado nuevamente por Tom Bateman. Introduce descuidadamente el elenco masivo de personajes de Muerte en el Nilo de una manera que es demasiado rápida para seguir y que puede hacer que tus ojos se nublen. Rose Leslie, Annette Bening, Russell Brand, Jennifer Saunders, Sophie Okonedo, Dawn French y Ali Fazal están en esta película; todos ellos son olvidables.

Ali Fazal, Letitia Wright, and Sophie Okonedo in 'Death on the Nile' Crédito: Twentieth Century Fox Film Corporation

A continuación, llega una serpiente CGI tan mala que parece sacada directamente de 2008; piensa en Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal o tal vez en La Momia 3. 

Poco después, Linnet se sube a una escalera y finge ser Cleopatra sin motivo alguno. (Está bien, tal vez se explica vagamente como parte de la fanfarria de subir al bote, pero la toma se ve mal y ella simplemente sube, sonríe e inmediatamente baja. Su “punto” es impenetrable).

Luego, miramos algunas pirámides y agua mal renderizadas. Luego, miramos un poco más de agua y pirámides mal representadas. (Tampoco está claro si esta secuencia extrañamente aburrida explica las cosas de Simon que se cortaron o apuntala los egos en el departamento de VFX).

See also  BMW muestra un auto que cambia de color en el CES

Kenneth Branagh in 'Death on the Nile'Crédito: Twentieth Century Fox Film Corporation

Cuando estamos a bordo del SS Karnak, donde los cuerpos aparecen con tanta frecuencia como lugares comunes ridículos sobre el romance y la riqueza, Muerte en el Nilo suena menos como una travesura cinematográfica y más como un dulce alivio. Podría perdonar una adaptación de novela clásica por ser mundana. Podría perdonar una película problemática por sus asperezas; ver Ejército de los Muertos . Pero esta bolsa de sorpresas súper desigual y mal construida es menos fácil de digerir porque es a la vez aburrida e irritante. 

Cuando Death on the Nile no está tomando decisiones divertidamente malas, está nadando en secuencias hinchadas o reiterando el mismo punto lo suficiente como para marearte. En consecuencia, puede encontrar, como lo hice yo, que este misterio no es tan difícil de entender. Humblebrag, pero: lo resolví antes del final del primer acto, lo que lamentablemente me dejó poco para hacer el resto de la película.

Hay otras novelas de Agatha Christie y Branagh, que está en lo más alto de las tres nominaciones a los Premios de la Academia por Belfast , podría adaptar otra. Es poco probable que enfrente los mismos problemas fuera de la producción y, suponiendo que no elija exactamente el mismo fin de semana que Knives Out 2, el público tiene un apetito razonablemente bueno por las novelas policíacas. Podía hacerlo, especialmente considerando cuántos disfrutaban de Orient Express. Pero si debería hacerlo está en debate. Después de todo, este fue un desastre, solo que no en un tren.

Death on the Nile está en los cines el 11 de febrero.

bullfight-doc
bullfight-doc